El técnico de la Roma llegará "amargado" al Bernabéu

  • Di Francesco ha terminado muy disgustado el encuentro de su equipo ante el Chievo.
Di Francesco Di Francesco
Di Francesco
Rubén Gómez Rubén Gómez

El entrenador de la Roma, Di Francesco, terminó muy enfadado el encuentro que su equipo no pudo ganar ante el Chievo (2-2). El entrenador italiano, que visita el próximo miércoles el Santiago Bernabéu, vio como a su equipo le remontaban un 2-0 y terminó “amargado” por haber perdido dos puntos muy importantes en el Calcio.

Enfado con el empate

"Estoy amargado, este es el tipo de partido que no me gusta. Hemos sido poco claros y concretos, también nos anotaron goles con demasiada facilidad porque concedimos muy poco. Con el 4-2-3-1 eliminamos las líneas de pase a nuestros oponentes, pero no fuimos buenos cerrando el marcador. El Chievo en la primera mitad jugó bien, y nosotros mejoramos en la fase en la que no teníamos la posesión. Repito, nos faltó el objetivo de tener seguridad”.

Partido ante el Real Madrid

"Estos resultados pueden afectar las cabezas de los jugadores pero no tiene por qué ser así. Desarrollamos maniobras importantes, pero cuando juegas de esta manera tienes que hacer cuatro o cinco goles para llevarte a casa los tres puntos. En Madrid esto no puede suceder: tenemos que hacer un gran trabajo defensivo para hacerlo bien en ataque".

Cambios para abrir el campo

"Quería intentar que el equipo se abriera y dar más oportunidades desde el exterior. Esto ha dado sus frutos, pero solo parte, porque al final no hemos podido completar el objetivo de sumar los tres puntos que es lo que buscábamos".